¡EMPIEZA TU PROPIO NEGOCIO CONMIGO!


No solo una idea


Tener una idea no lo es todo

Muchas veces la idea es lo de menos, necesitamos que tres características se cumplan para, simplemente, poder empezar a trabajar con nuestra Idea y que ésta, tarde o temprano se convierta en un excelente modelo de negocio.

Si nos ponemos a trabajar conjuntamente, tendremos que abordar rápidamente estos tres puntos: el equipo, el modelo de negocio y la validación del producto o servicio (MVP). No podremos saber si nuestra idea, ahora convertida en algo tangible, es un buen negocio.

Para ello deberemos realizar sesiones de perfeccionamiento o enfoque, donde a partir de la metodología “Visual thinking” o “Visual thinking process” podremos identificar lo que será nuestro modelo de negocio. Uno de los ejercicios que podemos realizar y reconocido como una de las mejores herramientas para poder hacerlo, será el Business Model Canvas o Lienzo de Negocio.


Mejora continuada


Nace una nueva empresa

Mayormente, cuando nace una nueva empresa, ésta debe contener principalmente dos características: solucionar un problema y tener la capacidad de “pivotar” de hoy para ahora. No olvidemos que nuestro público objetivo es quien decidirá de nuestra viabilidad, cuando podamos validar con él nuestro nuevo producto o nuestro nuevo servicio.

Aquí es donde, en cierta manera, podremos validar tanto nuestro modelo de negocio, diseñar, implementar y validar nuestros plan de marketing, el modelo productivo y poner a prueba nuestros equipo.

No olvidemos que en todo momento, todo nuestro proceso, estará trabajado bajo la metodología Lean Startup, la cual nos permite crear empresas ágiles, con alto valor añadido y con una capacidad de adaptación y cambio mucho más rápida que las empresas tradicionales.


Foco en el cliente


Nuestro foco será el cliente

Partiremos de la idea que: cuando una empresa diseña un nuevo producto, servicio o experiencia, está diseñando esencialmente su negocio. Deberemos, en todo momento, tener claro que el núcleo vital de nuestra nueva empresa será siempre el cliente. No dejaremos lejos tampoco a nuestros colaboradores, directos o indirectos, son pieza importantes de nuestro puzzle.

Para ello, las técnicas de Business Design nos ayudaran a crear magníficas oportunidades que inspirarán tanto a organizaciones como a clientes. La combinación entre pensamiento, diseño y estrategias corporativas tradicionales puede ayudar a las empresas a crear vías para el crecimiento de su mercado. Al cambiar el enfoque de las prácticas lineales para procesos iterativos de diseño, podemos arrojar luz sobre nuevas opciones y explorar las distintas alternativas. Los métodos para poder hacerlo: investigación cualitativa y cuantitativa, modelo de negocio de prototipos, visualización de datos y diseño de la organización.



Contáctame

Empieza tu propio negocio y si crees que necesitas mi ayuda para construir tu nueva oportunidad de negocio, para diseñar o rediseñar tu producto, identificar y/o mejorar tu proceso de producción: ¡contáctame!.